Cecy Paniagua busca trascender mediante la gastronomía hasta la química de alimentos

No hay comentarios

Con la cocina como su principal pasión y estilo de vida, Cecy Paniaga busca ejercer en la industria de la química de alimentos y nutrición

Desde pequeña y con influencia de su abuela, Cecy Paniaga tuvo un gusto especial por la cocina, que con el paso del tiempo se convirtió en su mayor pasión y la materia a la que le gustaría dedicar su vida.

Mis inicios fueron desde que estaba muy chiquita, sin saberlo, mi decisión de dedicarme a esto fue ya más grande, pero siempre me gustó la cocina. Recuerdo que mi mayor deseo fue que los Reyes Magos me trajeran ‘el mini hornito’. Siempre estuve muy involucrada en la cocina, a pesar de que mi abuelita siempre se encargó de eso en la casa y no me dejaba acercarme a la cocina por precaución, siempre veía lo que hacía y le preguntaba cosas de lo que iba haciendo. Ya que tuve la suficiente altura para alcanzar la estufa, veía directamente lo que hacía y le seguía preguntando todo. No fue sino hasta los ocho o nueve años que con una amiga jugábamos a ser ‘chef’ y experimentábamos con la comida.

Y es que más que convertirse en chef, Cecy tiene claro que dirección quiere tomar en el mundo de los alimentos, y su objetivo apunta a la química de alimentos y nutrición. Por su parte, también le motiva la idea de tener su propio negocio de repostería.

Nuestros planes eran estudiar gastronomía, sin embargo, estudié distintos diplomados en animación y Diseño Gráfico como a los 18 años. Sin embargo, cuando me mudé a Querétaro ingresé a una escuela de Gastronomía y actualmente me encuentro en quinto semestre. Me gusta la química de alimentos y nutrición, entonces, me gustaría mucho poder dedicarme a la investigación de alimentos, no tanto en estar detrás de la cocina. Pero también tengo una debilidad por la repostería y me gustaría tener mi propio negocio.

Las batallas en contra de los distintos obstáculos

Su andar en el mundo de la cocina y los alimentos no ha sido del todo pacífico, pues Cecy Paniaga confiesa que en determinado momento se sintió discriminada por algunos chefs, quienes le mostraron trato diferente por el simple hecho de ser mujer.

Cuando empecé a estudiar la carrera, estuve haciendo prácticas en un restaurante en Querétaro y tenía un compañero de prácticas y todos los chefs se dirigían hacia él, nunca conmigo, esa fue la primera vez que sentí discriminación en mi carrera por parte de los hombres, pienso que ser mujer no debería restarte valor en el mundo laboral.

Además de fomentar la igualdad, Cecy tiene claro que otro aspecto a cambiar en la sociedad mexicana es la percepción de los roles masculinos y femeninos, que en temas de cocina se encuentran muy retrasados.

Otro situación que afecta socialmente a causa del pensamiento de nuestra sociedad, es que cuando una mujer se casa y decide formar una familia, se ve un poco relegada por todas las actividades que se requieren en casa. Yo soy madre de dos hijos y estar en la escuela y con mis hijos me requiere doble esfuerzo, para cumplir con clases y con ellos, es un esfuerzo muy grande que tienes que hacer sin descuidar nada y no sé si todas las mujeres estén dispuestas a hacerlo.

Finalmente, la pandemia del coronavirus no se quedó atrás en afectar las actividades y proyectos de Cecy, quien se vio desfavorecida por tratarse de una actividad más práctica que teórica, viéndose retrasada en sus compromisos académicos.

La mayoría de mis clases son prácticas, con la pandemia tuve que buscar opciones teóricas para atrasarme menos, pero se me están juntando todas las prácticas y no creo que me den los tiempo para terminar la carrera como estaba estipulado en tiempo.

Un objetivo hecho realidad

Como se describía anteriormente, una de las debilidades de Cecy Paniaga era contar con un negocio propio, el cual vio realizado en medio de la pandemia, aprovechando el área de oportunidad y convirtiéndose en una sana opción para los amantes del pan y de los postres, sin salir de casa.

Abrí un negocio en julio de repostería y panadería, realmente todo es en mi casa, no cuento con un local. Se trata de una pastelería de estilo tradicional de Francia y postres italianos. La gente me contacta por Facebook, tomo el pedido y lo llevamos, el objetivo es que el pan sea lo más fresco posible porque como trabajamos con ingredientes de calidad, se pierde mucho el sabor y la textura a los pocos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s