El Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo cumple 34 años

Este 16 de diciembre se celebra el 34 aniversario de la apertura del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo. Es uno de los espacios culturales más emblemáticos del país donde se conserva, investiga y difunde su legado

No hay comentarios

En 1929 el arquitecto y pintor mexicano Juan O’Gorman, por encargo de Diego Rivera, diseñó y construyó una de las primeras casas funcionalistas en América Latina

Aquí cocinaba Frida para ella y Diego.

Este 16 de diciembre se celebra el 34 aniversario de la apertura del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo. Es uno de los espacios culturales más emblemáticos del país donde se conserva, investiga y difunde su legado.

El acervo del recinto está constituido por más de 2 mil piezas que van desde objetos personales de Diego Rivera, herramientas de trabajo, obras de caballete, fotografías de época, revistas, carteles, documentos, una colección de arte popular y cerca de 700 piezas artísticas prehispánicas de su propiedad. Cabe destacar que en este espacio Frida Kahlo también se consolidó como artista al crear cerca de un centenar de obras.

Un poco de historia

En 1929 el arquitecto y pintor mexicano Juan O’Gorman adquirió un terreno en San Ángel y en 1931, por encargo de Diego Rivera, diseñó y construyó una de las primeras casas funcionalistas en América Latina, inspirada en los principios vanguardistas del arquitecto franco-suizo Charles-Édouard Jeanneret-Gris, más conocido como Le Corbusier. Este espacio sería una casa-estudio para Diego y otra para Frida, cuya construcción concluyó en 1932; sin embargo, el matrimonio no ocupó el inmueble sino hasta 1934, a su regreso después de una estancia de tres años por Estados Unidos, donde Diego debía pintar varios murales. Frida pasaba el día visitando museos, vestida con sus largos trajes mexicanos y la gente se detenía a mirarla.

En Estados Unidos, Diego y Frida conocieron a muchos pintores y artistas, y ambos expusieron sus cuadros con mucho éxito. Lo mismo ocurrió tiempo después, cuando la pareja se fue a París. El Museo del Louvre le compró un cuadro a Frida. Ella no estaba acostumbrada a vender su pintura -solía regalarla a sus amigos-, pero se trataba de un museo muy importante.

Cuando regresaron a México, Diego pidió a su amigo, el arquitecto Juan O’Gorman, construir las casas -de él y Frida- en la colonia San Ángel Inn, en la alcaldía Álvaro Obregón de la Ciudad de México.

Diego Rivera realizó gran parte de su obra de caballete y proyectó los murales que plasmó en la segunda parte de su vida. Permaneció en esta casa hasta su muerte, en 1957, mientras que Frida Kahlo vivió por cortas temporadas en este lugar, donde realizó la obra que posteriormente la consolidaría como artista, con óleos como Lo que el agua me dioEl ojo avizorEl difunto Dimas y Las dos Fridas, entre otros.

El Museo Estudio Diego Rivera se creó por decreto presidencial el 21 de abril de 1981, pero abrió sus puertas al público hasta el 16 de diciembre de 1986. A partir de 1995, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) realizó la restauración y rehabilitación de este modelo de arquitectura funcionalista, y el 28 de febrero de 1997 se reinauguró como Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, haciendo énfasis en su papel como institución de resguardo y difusión cultural. Asimismo, el 25 de marzo de 1998 se declaró Patrimonio Artístico Nacional por ser considerada obra arquitectónica de gran valor.

Diego Rivera

En la ciudad de Guanajuato nacieron los gemelos Diego y Carlos Rivera, era un 8 de diciembre de 1886. Desgraciadamente, cuando Carlos tenía un año, enfermó y murió. Como su hermano Diego también estaba delicado de salud, su madre decidió enviarlo a la casa de su nana Antonia; ahí tendría aire puro y los cuidados de la nana con hierbas medicinales, que era curandera, lo ayudarían a sanar.

Cuando Diego se fortaleció, regresó a Guanajuato. Sus padres le regalaron una caja de gises de colores. Diego empezó a pintar por todas partes. Cuando su padre vio su entusiasmo, destinó un cuarto para él solo; forró las paredes y el piso con hule negro para que le sirvieran de pizarrón. A partir de ese momento, Diego no paró de dibujar.

Años más tarde, la familia Rivera se fue a vivir a la Ciudad de México. Diego le dijo a su padre que quería ser pintor; al principio éste se negó pues deseaba que Diego se inscribiera en el Colegio Militar, pero pronto se convenció de que el arte era la verdadera vocación de su hijo.

Diego se inscribió en la Academia de San Carlos. Era el más joven de los estudiantes. Aprendió de grandes maestros como José María Velasco, Félix Parra, Santiago Rebull y Gerardo Murillo, a quien llamaban Doctor Atl.

Tiempo después, Diego tuvo la oportunidad de ir a Europa. Primero llegó a España; ahí entró en contacto con la obra de famosos pintores como Goya, Velázquez y El Greco. Luego se fue a París, que en ese momento era el centro mundial del arte. Ahí, los pintores creaban obras completamente diferentes a las que Diego había visto; el Cubismo estaba en su apogeo.

A Diego le gustaba reunirse con amigos artistas de diferentes nacionalidades para conversar sobre pintura, política y poesía. Hizo amistad con Pablo Picasso y Amadeo Modigliani.

Desgraciadamente, al estallar la Primera Guerra Mundial, Diego tuvo que regresar a México. Cuando Diego llegó al país, comenzó a pintar sus famosos murales gracias a que José Vasconcelos, secretario de Educación en aquella época, le encargó pintar murales en algunos edificios públicos.

Frida Kahlo

Nació el 6 de julio de 1907, en su Casa Azul de Coyoacán. El padre de Frida era un fotógrafo austro-húngaro llamado Guillermo Kahlo. Frida tuvo tres hermanas: Matilde, Adriana y Cristina.

La infancia de Frida fue feliz, pero difícil: a los seis años contrajo poliomielitis y ésta afectó su pierna derecha, que le quedó pequeña y delgada.

Frida fue a la escuela primaria en Coyoacán. A los 15 años, ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria, que estaba en el Centro de la Ciudad. Todos los días, Frida viajaba en autobús durante una hora para llegar a la escuela.

En la preparatoria, se hizo amiga de un grupo de jóvenes intelectuales que se llamaban a sí mismos, Los Cachuchas; se reunían en la biblioteca para estudiar y discutir sobre política y arte. Durante muchos años, Frida estuvo enamorada del jefe del grupo, que se llamaba Alejandro Gómez Arias.

Un día, Frida y Alejandro iban en el autobús, cuando un tranvía chocó contra ellos. Frida resultó gravemente herida. Nadie en el hospital creyó que sobreviviría. Estuvo internada un mes antes de poder volver a su casa.

Frida no pudo acabar sus estudios, pues sufría dolores terribles. Su madre le colocó un espejo sobre la cama y le mandó construir un caballete especial para que pudiera pintar estando acostada. Aquellas pinturas la mantenían entretenida y le dieron nuevo sentido a su vida.

Con el tiempo, Frida se recuperó y decidió que quería ser pintora. En una reunión de artistas, conoció a Diego Rivera -que para aquel entonces ya era un famoso pintor- y le mostró sus dibujos. Se hicieron amigos y Diego empezó a visitarla en su casa de Coyoacán. Finalmente se casaron, el 21 de agosto de 1929. Frida tenía 22 años y Diego más de 40.

Un año más tarde, Diego y Frida se fueron a vivir a Estados Unidos. Cuando regresaron a México, Diego y Frida se fueron haciendo cada vez más famosos. Sin embargo, se separaron un tiempo. Ella siguió pintando y dando clases de arte en Coyoacán.

Frida y Diego se volvieron a casar en 1940. En 1953, se celebró la primera exposición individual de Frida, en México; para aquel entonces estaba tan enferma que asistió a la inauguración en una ambulancia que la condujo al lugar con todo y cama.

Frida murió en 1954, en la Casa Azul. Diego murió en 1957, en su casa-estudio de San Ángel.

Juan O’Gorman

Nació en la Ciudad de México en 1905. Una de las personas más importantes en su vida fue su abuela. En una ocasión ella lo encontró pintando en la pared de la sala, por lo que acondicionó un cuarto que tenía al fondo de su huerta, le regaló pinturas, lápices y crayolas a Juan, y le dijo: “Mira, ahora te puedes subir a este cajón y pintar todo lo que quieras en estas paredes”. Contaba O’Gorman que de ahí le nació el amor al arte.

Juan O’Gorman estudió arquitectura, pero no sólo fue un arquitecto revolucionario que construyó la primera casa funcionalista en México, también pintó varios murales, retratos, dibujos y mosaicos. O’Gorman murió en 1982 en su casa de San Ángel.

CRONOLOGÍA

1929: O’Gorman diseña las casas

1932: Guillermo Kahlo las fotografía

1934: Diego y Frida se instalan en ellas

1940: Frida regresa a su casa de Coyoacán, sin dejar de ver a Diego

1954: Muere Frida en Coyoacán el 13 de julio

1957: Muere Diego en su estudio el 24 de noviembre

1981: Las casas son entregadas al Instituto Nacional de Bellas Artes

1995-96: Ambas casas son restauradas

1997: Reabre sus puertas el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo

1998: Son declaradas Patrimonio Artístico Nacional

Con información de la Secretaría de Cultura

Bibliografía: SADURNÍ, Nuria. Diego y Frida te invitan a jugar a su casa. Conaculta-INBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s