Guaymas en bocados celestiales

Por Arturo Mendoza Mociño

Henry Sailor, confiesan varios comensales, es adictivo porque aquí se pueden encontrar platillos costeños de Sonora, tal y como se degustan en Guaymas, Puerto Peñasco y la soberbia Isla Tiburón

No hay comentarios

La última sede del restaurante de mariscos Henry Saylor en el corazón del Centro Histórico de la Ciudad de México abrió sus puertas, precisamente, en el ‘Buen Fin’ del 2019; ahora, dos años después, superadas las restricciones por el Covid-19, agasaja a sus comensales con los mejores frutos del mar tal y como se estila en Sonora con ofertas Buen Fin

Por Arturo Mendoza Mociño

Hay que subir 44 escalones para llegar al cielo del Henry Sailor, anclado a nueve metros de
la esquina de Isabel La Católica y 16 de septiembre.  

Pero no se preocupe. Si el ascenso lo fatiga, un tequilita será la primer bienvenida al oleaje de sabores sonorillas. ¿Listo Calixto?
Clávese entonces en la ricura y en sabores cargados de sol y mar.

El anfitrión es Roberto Marín Robles, quien lleva un cubre bocas con un lobo estampado en líneas metálicas. Economista de profesión se guarece de la ventisca otoñal de estos días con un chamarrón amarillo de plumas de ganso y un sombrero de ala ancha.

No hace falta que él lo diga pero este lugar, confiesan varios comensales, es adictivo porque aquí se pueden encontrar platillos costeños de Sonora, tal y como se degustan en Guaymas, Puerto Peñasco y la soberbia Isla Tiburón.

Este molcajete con aguachiles está curtido con el limón de rigor y una explosiva pero armónica fusión de
chiles habanero y chiltepín. Se le llama «Plato del bato».  FOTO Fb Henry Sailor Narvarye

De entrada no puede perderse estos platillos:

Camarones sailor. Son 10 camarones que se están adormilando bien rikirrichi porque están bien recostaditos en una cama de arroz calientito.

Tres presidentes. Este platillo honra a los políticos sonorenses que alcanzaron la Silla del águila: Adolfo de la Huerta, Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles con un pulpo achicharronado y jugoso camarón salpicado de fresco cilantro.

Plato del ‘Bato’ . No es un aguachile al estilo mazatleco sino que se trata de un aguachile con un toquecito chilango porque está montado en un molcajete y el camarón se ha curtido con chiles habanero y chiltepín. Es bastante picosito, matacrudas y matagripas.

¡Chilaquiles con cajeta! Este es un postre único en toda la megalópolis. No deje de probar esta invención de la sucursal Henry Sailor del Centro Histórico.

MIERCOLES BOTANERO

Como oferta del Buen Fin 2021 sobresale el ‘Miércoles botanero’ donde todos los platillos del menú están a 35 pesos, por no mencionar las ‘shelukis’ que también están de oferta. No deje de probar la cerveza artesanal ‘Guaymas‘.

Consulte precios y horacios en Fb (Hay que poner la dirección de Facebook de los dos restaurantes, el de Narvarte y el del Centro Histórico).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s