Magali Heram encuentra en el cine la herramienta perfecta de comunicación

No hay comentarios

En entrevista para Terraza, la ganadora a Mejor Nuevo Cineasta en el Chandler International Film Festival nos platica cómo ha sido este difícil, pero hermoso proceso de la cinematografía

Fotos: Cortesía

Por Fernanda Orozco

En esta ocasión nos adentramos al mundo de la cinematografía y nos lanzamos a conocer a Magali Heram, una joven emprendedora que se ha desarrollado en la industria del cine en el Estado de México.

Este proceso no ha sido nada fácil para la joven mexiquense, y es que su carrera es una de las más complicadas dentro de la gama profesional; ser directora de cine no es tarea fácil e implica muchos años de trabajo, dedicación y capital. En pocas palabras, el cine no es una de las carreras más costosas, por lo que estudiarla implica realizar un gran sacrificio.

En entrevista para Terraza, la ganadora a Mejor Nuevo Cineasta en el Chandler International Film Festival nos platica cómo ha sido todo este difícil, pero hermoso proceso de la cinematografía y los logros que ha tenido a lo largo de su carrera.

Diana Magali Hernández Ramírez, mejor conocida como Magali Heram, estudió la licenciatura de comunicación en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMEX), y casi al finalizar es que comienza su inquietud por ser cineasta. 

“Recuerdo ver con mi abuela el cine de oro, sin embargo, a diferencia de otros cineastas que nacieron con papás productores o incluso directores, y que tienen esa fijación por el cine; el interés que adquirí por esta carrera surge por la materia de Apreciación Cinematográfica; con el simple hecho de escuchar a mi profesor hablar de su pasión por el cine, quedé atrapada, y desde ese momento supe que tenía que dedicarme a esto, así que de ahí comencé a hacer mis propios proyectos”

El verdadero problema del cine local radica en que no hay difusión de proyectos, comenta la cineasta, desafortunadamente no tiene canales de exhibición y eso se convierte en un problema que afecta a esta industria a nivel nacional.

Zul fue la primera historia que Magali escribió, produjo y dirigió, fue el parteaguas de su carrera, pues cuando esta película sale a la luz, realmente se preguntó si el cine era un gusto o un camino de vida.

“Este cortometraje es la primera historia en donde le cuento al mundo quién es Magali y todo lo que quiero proyectar a través del cine”.

Video: Cortesía

Zul pertenece al genero fantasía, éste en particular es muy complejo, pues junto con las categorías de ciencia ficción e historia son muy costosos y complicados de hacer en nuestro país; partiendo de aquí, desde que escribí el guion no quise ponerme ninguna limitante, así que le di rienda suelta a la inspiración; desde ese momento hasta su exhibición pasaron cuatro o cinco años, pues el proceso más caro fue la postproducción y fue filmado en Xilitla, en el jardín escultórico en San Luis Potosí.

“Estoy cansada que en el cine mexicano se nos represente como los típicos narcotraficantes, asaltantes o secuestradores; ¿Porqué no hacer cine que nos traiga luz y esperanza? Saber que nosotros somos dueños de nuestro propio destino. De eso habla Zul, que significa ‘luz’ al revés”, comentó la mexiquense.

Desde que Zul se lanzó, Heram sabía que iba a ser partícipe en festivales nacionales e internacionales porque los festivales son de las pocas salidas que tienen los cortometrajes, pero lo que más le interesaba es que la historia se pudiera ver, por eso creó la “Ruta social” para llevar a Zul a comunidades vulnerables y alcanzar el mayor número de personas que fuese posible: albergues, hospitales, comunidades lejanas que no tienen acceso al cine, escuelas, centros de readaptación social; ese era el verdadero reto de la cineasta.

“No lo esperaba, pero cuando llegó el premio lo recibí con muchísimo gusto y alegría ¡Que honor haber ganado con mi primer proyecto el Mejor Nuevo Cineasta en el Chandler International Film Festival. Pero para mi, el principal premio es que la gente vea mi historia y pueda conectar con ella, ese es mi premio, que la gente pueda ser parte de Zul incluso en el extranjero”, compartió la cineasta.

Según Magali, en México aún falta mucho para darle oportunidad a que otras voces puedan ser escuchadas en el cine; hay mucho talento, pero se tiene que trabajar para lograr un buen cine mexicano. Aunado a esto, dentro del Estado de México, la joven ha podido incursionar en Miradas Locales, un festival de cine creado en 2015, el cual dirige y produce ella misma. Por la pandemia, este año se llevó a cabo de manera online, lo cual fue una gran ventaja para poder llegar a más personas en el mundo y recibir más proyectos, incluso de Latinoamérica. 

“La desventaja principal del EdoMéx es la fuga de talentos a la CDMX, debido a los pocos recursos que hay en la ciudad el talento decide emigrar hacia nuevos horizontes; pero con ‘Miradas Locales’ la intención fue invertir esa desventaja; de hecho recibimos 142 producciones, entre ellas de Ecuador, Panamá, Venezuela, Costa Rica y más rincones dentro del Estado”, dijo.

Foto: Cortesía

Actualmente Magali trabaja en Vega, su siguiente cortometraje que se estrenará en 2021, y se hace cargo de su casa productora ZUL Films, además de dar clases y conferencias en su alma mater.

“Cuando hago cine me siento viva; puedo ser yo misma, me siento plena y completa y esa es mi mayor inspiración para hacer lo que hago todos los dias”, concluyó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s