Devuelven esplendor a la Cabeza de Juárez, patrimonio cultural de Iztapalapa

El proyecto de reconstrucción del Museo Cabeza de Juárez reúne a especialistas en restauración y empresarios interesados en el patrimonio. Las diversas profesiones y las experiencias variadas de estos profesionales de la conservación sirven para incentivar el interés por el patrimonio cultural

No hay comentarios

En 1982, el Comité Nacional Español (ICOMOS) estableció el 18 de abril como el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, y la UNESCO lo adoptó durante su 22ª Conferencia general

En 1982, el Comité Nacional Español (ICOMOS) -órgano asesor del Comité del Patrimonio Mundial– estableció el 18 de abril como el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, y la UNESCO lo adoptó durante su 22ª Conferencia general.

Cada año, con motivo de este día, ICOMOS propone un tema para enmarcar las actividades que organicen sus miembros, socios o cualquier persona que quiera unirse a la celebración de este día, y les anima a que se reúnan para compartir sus experiencias – por supuesto, de acuerdo con las instrucciones de las autoridades locales y nacionales para garantizar la seguridad de los participantes durante la actual pandemia de COVID-19. Este año, el tema es: Pasados complejos, futuros diversos.

El Día Internacional de los Monumentos y Sitios 2021 invita a reflexionar, reinterpretar y reexaminar las narrativas existentes.

PASADOS COMPLEJOS, FUTUROS DIVERSOS

La conservación del patrimonio cultural requiere un examen crítico del pasado, de la misma manera que su práctica exige una provisión para el futuro.

El medio ambiente y la incuria, o la falta de previsión humana, sumado a los desastres naturales, son los rubros de afectaciones más comunes en el caso del patrimonio cultural edificado.

Por ejemplo, “los sismos son situaciones extraordinarias que exigen un gran esfuerzo colectivo, gubernamental, académico y comunitario; pero vale la pena hacer una reflexión y evaluar las posibilidades técnicas que el conocimiento, en diferentes latitudes del orbe, está aportando para la previsión de daños sísmicos y para la reversión de dichos deterioros”, sostuvieron autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), al recordar los efectos de los sismos de septiembre de 2017 sobre el patrimonio edificado de México, cuyo saldo fue de 2 mil 340 inmuebles históricos afectados.

En ese sentido, indicaron, la Secretaría de Cultura y el INAH continúan trabajando para devolver su esplendor a este rico y vasto patrimonio cultural edificado, que es herencia y derecho de todos los mexicanos, del que forma parte el Museo Cabeza de Juárez -en la alcaldía Iztapalapa de la Ciudad de México– y del cual hablaremos en esta ocasión.

Restauran la Cabeza de Juárez

El Museo Cabeza de Juárez se encuentra ubicado en la glorieta de la Avenida Guelatao frente a la FES Zaragoza de la UNAM, cerca de la estación del metro Guelatao. Fue construido en honor a Benito Juárez y es considerado como un centro turístico de Iztapalapa.

Es una referencia geográfica que se utiliza para indicar la salida al estado de Puebla, desde el oriente de la Ciudad de México.

La obra mural originalmente estaría a cargo del muralista David Alfaro Siqueiros; sin embargo, su delicado estado de salud y posterior muerte en 1974 le impidió desarrollar esta labor. El trabajo que realizaría Siqueiros fue posteriormente retomado por su cuñado y también muralista Luis Arenal Bastar.

Posteriormente a su inauguración, el monumento lamentablemente sufrió un estado de abandono y el interior del lugar sirvió como refugio para bandas delictivas y como cárcel clandestina durante 25 años, pero en el año 2000 el recinto fue rescatado y restaurado para convertirse en museo, donde se exhiben pinturas abstractas y una importante colección de banderas.

En marzo de este 2021, la obra cumplió 45 años de haber sido inaugurada y 20 años de haber recibido su primera restauración integral.

CARACTERÍSTICAS

La cabeza mide 13 m de altura por 9 m de ancho y con 6 toneladas de peso, toma su forma basándose en láminas de acero, varilla y alambrón, fue edificada con grandes placas metálicas que el escultor ensambló y dotó de una suave y discreta policromía. La base donde se colocó tiene una altura de 12.38 m 15.95 m de ancho y 6 m de fondo. El vértice de un foro de concreto con un ancho de 16 m abierto en dos columnas laterales, mismas que tienen 3.5 m de ancho.

Actualmente, el monumento, que en su interior alberga el pequeño museo que tiene una exposición permanente sobre la vida política del expresidente mexicano, está nuevamente en restauración.

El proyecto reúne a especialistas en restauración y empresarios interesados en el patrimonio. Las diversas profesiones y las experiencias variadas de estos profesionales de la conservación sirven para incentivar el interés por el patrimonio cultural.

Además de subsanar los daños a causa del sismo de 2017, la restauración tiene otros objetivos como recuperar el color de la escultura con novedosas técnicas de restauración que se aplican en la Cabeza de Juárez, icónico monumento, que fue construido durante sexenio del presidente Luis Echeverría Álvarez para conmemorar el centenario de la muerte de Benito Juárez en el año de 1972.

Ese mismo año se publicó la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, en el Diario Oficial de la Federación, cuyo objetivo es de interés social y nacional y sus disposiciones de orden público. En su Artículo 2 dice: es de utilidad pública, la investigación, protección, conservación, restauración y recuperación de los monumentos arqueológicos, artísticos e históricos y de las zonas de monumentos.

Buscan rescatar y conservar los recintos culturales de Iztapalapa

“Este monumento (…) es uno de los símbolos más representativos no sólo de Iztapalapa, sino de la Ciudad de México y del país. Obras como ésta, deben estar en las mejores condiciones y ser orgullo de las millones de personas que habitamos esta gran demarcación.

Con estos trabajos buscamos conservar los recintos culturales a fin de garantizar el Derecho a la Cultura de todas y todos.

Iztapalapa no podrá tener mejor símbolo que el rostro de Benito Juárez, ejemplo de resistencia, tenacidad y de lucha”, se lee en la cuenta oficial de Instagram de la alcaldía de Iztapalapa.

Fuente: Secretaría de Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s